ACCIONES PARA LA INTEGRACIÓN SOCIOLABORAL DE JÓVENES MIGRANTES.

PROYECTO DE ACOMPAÑAMIENTO Y APOYO A JÓVENES MIGRANTES. BARRIO DE MORATALAZ, MADRID. 2017-2020.

A raíz de las medidas sanitarias derivadas de la pandemia causada por el COVID19, el proyecto se encuentra parado si bien esperamos podamos retomarlo cuando las restricciones acaben y se pueda asegurar una completa seguridad para tod@s l@s participantes.

Intervención a pie de calle en las zonas donde se concentran estos jóvenes migrantes para llevar a cabo acompañamientos y seguimientos en materia sociolaboral, sanitaria, legal y de ocio y tiempo libre, intenta captar a aquellos jóvenes que tras su paso por centros de protección con un alto riesgo de caer en exclusión social y como alternativa ofertar un acompañamiento capaz de posibilitar la madurez e integración del joven.

Las actividades desarrolladas han sido las siguientes: 

 Atención integral e intensiva a los jóvenes a través de las gestiones y acompañamientos relativos a cada uno de las siguientes áreas de desarrollo personal. Desarrollo de competencias. Atención legal: regularización documental. Atención laboral. Atención socioeducativa. Atención lúdica. Atención emocional. Contacto con jóvenes no acompañados, cohesión de grupos, formación de grupos naturales a través de actividades tales como el deporte, las celebraciones, el ocio... En este segundo apartado se han desarrollado diferentes líneas de actuación en función de los intereses de las personas con las que hemos ido trabajando y que hemos detectado a través de las dinámicas y talleres realizados.

EVALUACIÓN Y CONCLUSIONES DEL PROYECTO.

El drama de la inmigración pasa sus peores días debido a la falta de recursos que dé respuesta a la situación real de pobreza y exclusión que viven millones de jóvenes que dejan sus países de origen en busca de mejores y más oportunidades y se encuentran con espacios vacíos de comprensión ni respuestas tras abandonar los recursos disponibles hasta que cumplen la mayoría de edad. Estas situaciones se dificultan aún más, al no estar cerca de sus familias o de personas de apoyo a las que preguntar o con las que refugiarse, ya no sólo del frío y del hambre, sino también de la soledad. El proyecto ha pretendido luchar por y para los/as jóvenes inmigrantes que viven en la zona sur-este de Madrid, en el barrio de Moratalaz, en especial con aquellos/as que se encuentran solos/as tras haber sido tutelados por la Administración, sin familia o adultos que les sirvan de referencia. A estas situaciones se les une la falta de recursos y medios apropiados para la cobertura de sus necesidades básicas, incluyendo entre estas el no tener una vivienda. Desde la entidad y gracias al apoyo de las personas voluntarias, así como de entidades cercanas, hemos pretendido atender y cubrir de alguna forma dichos vacíos, al menos para un grupo de jóvenes determinado, así como hacer extensibles la información y/o al menos el acercamiento de los recursos a otros muchos jóvenes que viven en la zona y que se encuentran en circunstancias similares. 

 A través de nuestra experiencia entendemos que es necesaria una mayor apuesta de la Administración con estos colectivos, así como la existencia de recursos con una perspectiva más holística que trabaje desde todos los ámbitos que incluyen el desarrollo de competencias personales, sociales y laborales, así como de una manera continuada, ya que los itinerarios de estos chavales son a medio-largo plazo.